Último párrafo del e-mail de Jeff Bezos al anunciar que no será más el CEO:

“Sigan inventando y no se desesperen cuando al principio la idea parezca loca. Recuerden divagar. Dejen que la curiosidad sea su brújula. Sigue siendo el día 1”

Es casi una oda al “ser” emprendedor.

A veces serlo cuesta, no hay recursos, tiempo o cualquier otra excusa real o imaginaria que nos inventemos.

Emprender es comenzar algo que seguramente tendrá un grado de dificultad y que si logramos completarlo nos derivará en algún tipo de beneficio.

Emprender no es únicamente armar una startup millonaria (eso lo logran pocos afortunados) en realidad puede ser cualquier cosa.

Ayer terminaba de escuchar el podcast de Tim Ferriss con Marc Randolph en Spotify (acá el link por que vale la pena escucharlo y cerraba con algo así:

“Solo hay que empezar. El escenario ideal nunca estará listo para arrancar”.

Hay que hacerlo, por mínimo que sea (como puede ser escribir este post) te permite salir de la rutina y llevarte a un lugar distinto en donde estabas ayer.