Hacer “Gerencia de Proyectos” no es llevar un Excel con algunas de las tareas del proyecto e ir preguntando cuándo terminan.

Mucho menos el hecho de no contar con el conocimiento mínimo de que se tratan c/u de estas tareas y de cómo se formularon para armar el plan del proyecto en función de su alcance.

“Gerenciar” un proyecto “bien” es más que eso.

Los “auto-denominados” gerentes de proyecto, sin la formación mínima del área, son personajes nefastos para cualquier proyecto serio.

Hay que huir de ellos en lo posible, aunque casi siempre terminamos lidiando con la situación y tratando de sobrevivir a la experiencia.

Mi recomendación: Hay que formarse mínimamente para llevar a buen puerto cualquier proyecto. Y debe ser una tarea constante y no verlo como un proyecto el querer ser un buen “Gerente de proyectos”.

PDTA: no importa cuándo leas esto siempre vas a encontrar “anti-gerentes”, es algo natural en la dinámica laboral de todas las organizaciones. Pero a pesar de esto también siempre habrá algo nuevo que aprender que nos servirá para “gerenciar” mejor los proyectos que nos toque asumir y será el valor agregado que nos permitirá no ser malos gerentes de proyecto.