Correr maratones en revolución: Parte 2

Correr maratones en revolución: Parte 1
May 6, 2020
Correr maratones en revolución: Parte 3
May 6, 2020

Correr maratones en revolución: Parte 2

* Nota: Este post es parte de una serie de un mega post que publique en Medium el 19/12/2017 cuando todavía vivía en Venezuela y lo particione a efectos de no aburrir al posible lector.

Correr maratones fuera de Venezuela

Entonces como no hay maratones en Venezuela nos tocará correr en otras fronteras. Pues no, esa es una afirmación estúpida e imposible para el 99% de los corredores en la Venezuela de hoy, producto de algo que todos sabemos que pasa en este país: control de cambio, las pocas aerolíneas que quedan, ser el único país con hiperinflación del mundo entre muchas más.

Pero hubo un momento en donde vivíamos en un país que era posible viajar y la gente que corría maratones podía hacerlo. Ojala vuelva pronto ese país.

Ilusiones aparte, para entender un poco más sobre lo que significa correr maratones definitivamente es necesario correr lejos del país donde uno vive y todo maratonista que se precie de serlo, debe hacerlo en algún momento de su vida.

Esto te da la oportunidad de comparar y de vivir otras experiencias a las que estás acostumbrado a vivir en tu “maratón natal” y experimentar una nueva forma de correr.

Estamos claros que todo maratón tiene el mismo objetivo: correr los 42kms, pero los otros corredores que salen contigo, el encanto de la ciudad y su gente apoyándote en la ruta es lo que marcan la diferencia entre un evento y otro.

Maratones hay miles en el mundo, pero los que más resaltan entre todos son los “Grandes Maratones” ó Marathon Majors como se les suele decir.

Correr uno de esos Majors significa correr con más de 40 o hasta más de 50 mil corredores al lado tuyo y ver por la ruta hasta más de un millón de personas apoyándote (y algunos hasta gritando tu nombre en un idioma extraño) durante los 42 kms del recorrido, lo cual lo hace algo sencillamente brutal e increíble.

Desde el momento que tomas el avión y sales a correr un maratón de este tipo, te das cuenta que es algo imposible de no repetir y que vale la pena todo el esfuerzo que eso implica.

Correr un maratón en otro país es una especie de aventura, en donde convergen 2 elementos súper emocionantes: viajar y conocer ciudades corriendo.

Gracias a esto de correr maratones fuera de Venezuela he podido conocer culturas, países, gente y haber vivido experiencias que nunca habría logrado vivir si sencillamente no me lo hubiera propuesto gracias al maratón y el haber entrenado para el.

Pero esta linda historia como ya sabemos es casi imposible de materializar para el común denominador del corredor venezolano.

Y lo explico a continuación…

El ejemplo de correr New York

La big apple

Vamos a poner como ejemplo la Gran Manzana, cualquiera sabe que es una ciudad espectacular, de eso no hay duda, tanto para el que la ha visitado como para el que la ha visto aunque sea en películas.

Por ende correr un maratón en esa ciudad tiene que ser algo más que brutal y desde hace bastantes años el maratón de NY se ha convertido como en una especie de “maratón de peregrinaje” o “maratón obligatorio” de correrpara todo maratonista al menos una vez en la vida.

¿Y esto porque?

Simplemente porque es el más importante y mediático del mundo y todo el que lo ha corrido dice que es un espectáculo sin igual. Fin de la historia.

En lo personal he estado desde el 2011 tratando de quedar en el sorteo para correr NY y nunca se ha dado, salvo este año el cual fue distinto y quede en el sorteo.

Recibir ese correo en donde te dicen que quedaste elegido en el sorteo (más de 1 millón participan) es una sensación brutal de satisfacción y más teniendo años con ganas de correrlo.

Pero lamentablemente recibir ese correo este año fue una especie de sensación agridulce, ya que la cosa en Venezuela está muy jodida, tanto a nivel económico como en lo social y esos fueron algunos de los motivos que me hicieron tomar la decisión de no a ir.

Para tener una somera idea del gasto mínimo promedio para correr el maratón en NY es alrededor de 3000$ (saliendo de Venezuela) divididos más o menos de esta forma:

  • Inscripción 400$ (si eres afortunado de salir en el sorteo o un casi profesional habiendo logrado un excelente tiempo en un 42k anterior, sino te toca ir por agencia de viaje y son alrededor de 1000$ aproximadamente)
  • Pasajes ida y vuelta a NY 600$
  • Estadía 1000$ (hotel barato bien lejos de Manhattan)
  • Comida 600$
  • Transporte + Otros 400$

Estamos claros que New York es el maratón más caro a nivel de dorsal (participación), pero cualquier maratón puede servir como ejemplo en este caso y los costos rondan por ahí salvo excepciones en las que puedas reducir ciertos costos de estadía gracias a familiares o algo similar.

Hay que hacer una muy aclaratoria importante y respecta al término “jodida” hace unos párrafos atrás. La situación está “jodida” solo para algunos.

En este país hay 5 grupos aptos para correr maratones fuera:

  • Los que ganan $
  • Los “entrepreneurs criollos exitosos pro gobierneros” que han sabido adaptarse cómodamente a esta crisis haciendo negocios con el gobierno y vivir sin preocupaciones.
  • Los ricos de cuna que siguen haciendo negocios con el gobierno.
  • Los venezolanos que ya están fuera del país.
  • Los corredores profesionales, a duras penas cuando la Federación Venezolana de Atletismo medio los apoyan.

Esos 5 grupos pueden representar entre el 1% y 3% del país y se podría decir que son los únicos económicamente aptos para correr fuera.

Para el resto del 97% de los mortales que viven en Venezuela sinceramente y con conocimiento de causa puedo afirmar que la cosa esta realmente jodida y que cada día que pasa se complica más a todos los niveles posibles y no solo para poder correr un simple maratón.

Hoy en día en Venezuela 3.000$ es mucha plata, si partimos de la base que el sueldo mínimo no llega a los 3–4$ y estamos en un país con una hiperinflación galopante. 1000 sueldos mínimos, suena a locura, lo sé.

Entonces si no somos de esa casta de “entrepreneurs criollos exitosos pro gobierneros” , estamos fritos y poder correr un maratón fuera es meramente un sueño del pasado.

Así que por lo que pinta el panorama los humildes corredores venezolanos están condenados a correr de por vida en Venezuela y nunca más correr fuera, mientras siga el chavismo en el poder.

Continuará…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *